En un momento en el que la transformación digital, el comercio electrónico y las aplicaciones en la nube saturan cualquier información relativa a los retos a los que se enfrenta el retail, la pregunta que se hace cualquier retailer a la hora de equipar su negocio es: ¿Qué TPV necesito? Y, dado que los principios del marketing en retail indican que un incremento del 5% en la fidelidad de los clientes supone un aumento de los beneficios de entre un 25% y un 85%,  ¿cómo fidelizo las compras de mis clientes?

Y es que el Terminal Punto de Venta ha pasado de ser una simple herramienta para el ‘cobro’ de mercancía a la clave de la gestión de cualquier negocio retail: el retail intelligence. Porque el retailer necesitará una herramienta que, efectivamente, cobre la mercancía que adquiere el cliente. Pero también que descuente esa mercancía del stock en el momento en que se materializa la venta. Que la añada en el caso de que se produzca alguna devolución. Y que permita conocer en el momento de la venta el perfil de consumo del cliente, maximizando las oportunidades de venta y personalizando su experiencia.

¿Cómo gestiono el CRM para fidelizar a mis clientes?

En la era de la omnicanalidad y de la competencia, un retailer exige que su software de venta implemente una estrategia de fidelización del cliente (CRM) que sea capaz de almacenar la información de cada una de las compras que realice para poder recurrir a ella cada vez que ese cliente acceda a su negocio retail, ya sea el físico o el online. De este modo, sabiendo sus antecedentes, gustos y preferencias, podrá personalizar su experiencia de compra al máximo, optimizando su tiempo y satisfaciendo sus necesidades en todo momento.

No hay que olvidar que, según las estadísticas, un cliente satisfecho que repite en nuestro negocio gasta tres veces más en un segundo pedido y hasta cinco veces más en un tercero, además de que para el retailer resulta hasta un 70% más sencillo vender a un cliente fidelizado que a uno nuevo.

A través del TPV, el retail intelligence debe permitir al retailer analizar en un simple click cuáles son las existencias de todo su almacén. Y ‘avisar’ de cuando se está agotando determinado producto para reponerlo antes de que el cliente llegue a caja y se encuentre con que no hay stock, con la consiguiente merma en la venta y negativa experiencia para el consumidor.

El TPV deberá también recabar las métricas necesarias para consultar qué producto es líder de ventas en determinadas fechas o momentos, lo que permitirá implementar su exposición en tienda o promocionar el precio de venta para obtener la máxima rentabilidad.

Retail Intelligence, la clave del éxito en retail

Aplicar el  retail intelligence a un negocio permitirá agilizar el proceso de cambio de tarifa de todo el inventario ante una determinada promoción. O extraer el margen de beneficio por artículo, discriminar las ventas de cada vendedor para asignar comisiones…

El software para la gestión y fidelización de clientes, combinado con un programa de venta TPV y enlazado en la nube con una app, permite la consulta de ventas, clientes, detalle de compras… en cualquier dispositivo y desde cualquier lugar, convirtiéndose en la clave para el éxito o fracaso de un negocio retail

Consulte nuestras doce soluciones específicas TPV para cada tipo de negocio retail (No Problem Telefonía, NP Moda, NP Supermarket, Np Bar & Rest, NP Estetic, NP Hoteles, NP Quioscos, NP Flor, NP Electrodomésticos, NP Ferretería, NP Segunda Mano y NP Gestión). Todas son escalables hasta un auténtico ERP (NP PymeNP Contabilidad, NP Profesional), con tiendas interconectadas (NP Franky) y enlace automático con tienda on line (NP E-commerce y NP Enlace Prestashop).

Complemente su TPV con nuestro software profesional de fidelización de clientes específico para retail POSCRM Fidelización (Basic y Premium), decidiendo los criterios a aplicar para segmentar a su clientela, gestionando los premios a la fidelidad, maximizando las oportunidades de venta y lanzando campañas de marketing relacional (e-mail, SMS, postal o llamadas). Incluye gestión de datos de compra del cliente en el punto de venta y captura de firma digital de acuerdo con el reglamento de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal, todo con un detallado control económico de la actividad de fidelidad.